Civismo

Civismo

Tema

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días insta a sus miembros a que sean buenos ciudadanos en sus respectivos países de residencia. El artículo de fe número doce dice: “Creemos en estar sujetos a los reyes, presidentes, gobernantes y magistrados; en obedecer, honrar y sostener la ley”.

Los Santos de los Últimos Días también creen que “ningún gobierno puede existir en paz, a menos que se formulen y se conserven invioladas las leyes que garanticen a cada individuo el libre ejercicio de la conciencia”.

El civismo arroja mejores resultados de manera colectiva si las personas y los gobiernos cooperan a fin de garantizar el bien común.

Ser un buen ciudadano también significa aportar al bienestar de nuestras comunidades. En general, los Santos de los Últimos Días se ven a ellos mismos como parte de una sociedad en conjunto y se esfuerzan por mejorarla. Muchos de ellos se ofrecen de voluntarios en instituciones de la sociedad civil, tales como organizaciones de beneficencia, instituciones académicas, asociaciones y clubes. A menudo prestan servicio a los necesitados en albergues, comedores gratuitos y hospitales. Se interesan en estudiar los asuntos públicos y votan por candidatos honrados.

Por lo tanto, el civismo es la activa participación en la sociedad, la cual requiere involucrarse en vez de aislarse. La raíz civ impregna el lenguaje político. Las palabras civilización, cívico, civil, derechos civiles, apuntan hacia la forma en que nos tratamos el uno al otro en el establecimiento de una organización común. Es una cuestión de cultura más que de ley, de deber más que de exigencia.

Para obtener más información, véanse los artículos siguientes:

  • El civismo y la conciencia
  • La sociedad civil y la Iglesia
  • Lo que nos exige la libertad religiosa

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.