Se anima a los miembros de la Iglesia a que ayuden a los refugiados

Se anima a los miembros de la Iglesia a que ayuden a los refugiados

Nota de prensa

Se anima a los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a que proporcionen ayuda a los refugiados en todo el mundo. La Primera Presidencia,  el más alto organismo ejecutivo de la Iglesia, envió una carta a los líderes de la Iglesia, fechada el 27 de octubre de 2015, firmada por el Presidente Thomas S. Monson y sus dos consejeros, el Presidente Henry B. Eyring y el Presidente Dieter F. Uchtdorf.

La carta se leerá durante la reunión sacramental en todo el mundo, la cual constituye el servicio de adoración dominical de la Iglesia.  

“Observamos con gran preocupación y compasión el sufrimiento de millones de personas por todo el mundo que han dejado sus hogares, huyendo de conflictos bélicos y otras penalidades”, afirma la carta.

La carta explica que la Iglesia está ayudando a inmigrantes y refugiados de varios países “gracias a la generosa ayuda de nuestros miembros”.

Los mormones llevan prestando ayuda a los refugiados de Oriente Medio desde hace más de diez años, proporcionando cientos de miles de mantas, ropa, artículos médicos de emergencia, comida y otros recursos a refugiados en Jordania, Líbano, Turquía y Siria.

En respuesta a la reciente crisis en Europa, la Iglesia se comprometió a aportar 5 millones de dólares adicionales para socorrer a familias desplazadas.

La carta sigue así: “Los miembros pueden contribuir al Fondo de Ayuda Humanitaria utilizando el formulario de donativos de Diezmos y Ofrendas. Donde sea apropiado, invitamos también a unidades de la Iglesia, familias e individuos a que participen en proyectos de servicio locales”.

“Que el Señor les bendiga al prestar servicio cristiano a los necesitados”, concluye la carta.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.