Día Mundial de la Religión: unidad en medio de la diversidad

Tema de interés público

El 21 de enero será el Día Mundial de la Religión. Es un día un poco diferente del Día Mundial del Agua o del Día Mundial del Libro, porque no fue establecido por una organización intergubernamental para concienciar a la gente. En realidad, es una oportunidad para que personas de distintas religiones se reúnan por medio del diálogo y el servicio. Instituido en 1950, se celebra en todo el mundo el tercer domingo de enero de cada año.

 

¿Cómo comenzó? La respuesta está en la villa de Langenhain. Ubicada en el suburbio de Hofheim cerca de Frankfurt, Alemania, es la única Casa de Adoración Bahai de Europa. Aunque el Día Mundial de la Religión no pertenece a una única tradición religiosa, fue instituido por la Asamblea Nacional Espiritual Bahai de los Estados Unidos.

"La idea de tener un día en que todas las religiones del mundo oraran por la paz y celebraran la unidad de las religiones fue de los Bahai”, dijo Fariba Dorner, conserje de la Casa de Adoración Bahai. Esa unidad no requiere que todos adopten el mismo credo. Es unidad en medio de la diversidad, la esperanza de que las religiones del mundo traigan amor, paz y respeto.

Orson F. Whitney, uno de los primeros dirigentes de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, dijo: “Dios utiliza a más de un pueblo para llevar a cabo su gran y maravillosa obra”. A los miembros de la Iglesia, conocidos normalmente como mormones, se les anima a respetar a las personas de creencias diferentes y a involucrarse en relaciones con otras religiones para beneficiar a las comunidades en que viven.

Los primeros mormones fueron perseguidos cruelmente. Hoy en día, el invocar la tolerancia y la libertad religiosa es parte integral de sus preceptos sagrados. Uno de sus trece Artículos de Fe expresa: “Reclamamos el derecho de adorar a Dios Todopoderoso conforme a los dictados de nuestra propia conciencia, y concedemos a todos los hombres el mismo privilegio: que adoren cómo, dónde o lo que deseen”.

Los mormones trabajan para promover la causa de la libertad religiosa a nivel internacional y a menudo se asocia con otras organizaciones religiosas para proporcionar servicio y auxilio a los necesitados. El Día Mundial de la Religión es una oportunidad para los fieles de religiones diferentes, mormones inclusive, de ser uno en la obra de Dios.

Se puede aumentar fácilmente el respeto por otras religiones el Día Mundial de la Religión, simplemente asistiendo a otro servicio religioso y conociendo a otras personas. Después de tres años de conserje, Dorner dice que lugares como el santuario de la cúpula Bahai de Langenhain se edifican “para toda la humanidad, para meditar y orar, un lugar donde se reúnen las almas y se vuelven una”.

Si no es posible asistir a un servicio de adoración, a una mesa redonda sobre religión o a una actividad de servicio, todavía las personas de otras religiones pueden orar las unas por las otras en cualquier lugar donde estén.

Jennifer Wiebers, Bahai de Alemania de tercera generación, dijo: “Una oración realmente cobra pleno significado cuando la persona utiliza esas palabras para cambiar su conducta o su vida, para cambiar lo que hacen el mundo que les rodea. Este es el verdadero significado de la oración: surge en las acciones del ser humano”.

Si la oración sincera conduce a un mundo mejor, paso a paso y persona a persona, quizás entonces las diferentes religiones puedan estar unidas a pesar de sus diferencias, no solo en el Día Mundial de la Religión, sino todos los días del año.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.