Mormon Newsroom
Nota de prensa

El Coro y la Orquesta finalizan su gira por Europa; la primera en 20 años

El Mormon Tabernacle Choir y la Orchestra at Temple Square han finalizado su primera gira europea en 20 años de conciertos, con llenos completos y públicos entusiastas a los que pusieron en pie en numerosas ocasiones. El Coro y la Orquesta interpretaron su repertorio en Berlín, Nuremberg y Frankfurt (Alemania); Viena (Austria); Zurich (Suiza); Bruselas (Bélgica); y Rotterdam (Holanda).

Durante 20 días, del 27 de junio al 16 de julio de 2016, los integrantes del Coro y la Orquesta, todos ellos voluntarios, renunciaron a sus vacaciones de verano, dejaron a sus seres queridos y viajaron largas distancias para compartir su música con un público europeo que les recibió calurosamente.

La Directora de Asuntos Públicos de la Iglesia en Europa, Gabriele Sirtl, dijo: “La visita del Mormon Tabernacle Choir y de la Orchestra at Temple Square es una gran bendición para los miembros de la Iglesia de Europa. Pueden ver al Coro en directo, no solamente en vídeo o vía satélite durante la Conferencia General. Sentí que los miembros de la Iglesia, las personas de otras religiones o la personas no creyentes se fundieron en uno durante el concierto en su admiración por los integrantes del Coro, su música, dedicación y espíritu. Muchos incluso dijeron que fueron conmovidos por el concierto, especialmente por los himnos de la Iglesia”.

Muchos asistentes a los conciertos expresaron sentimientos similares, como el historiador de religión  Jean-François Mayer, que asistió al concierto de Zurich y escribió después en su blog: “No sólo el amor a la música motiva a los integrantes del Mormon Tabernacle Choir, sino también su fe”.

El élder Patrick Kearon, que preside la Iglesia en Europa, dijo que entender esa fe es de vital importancia. “Miles de personas han acudido a ver al Coro y escuchar a la Orquesta, y les ha encantado. Nos ayuda a entablar amistades. Ayuda a aclarar malos entendidos acerca de quiénes somos, y enternece corazones. Además, los miembros de la Iglesia también se fortalecen”.

Los integrantes del  Coro y Orquesta también sienten el peso de la responsabilidad de hacer justicia a la música de los grandes maestros de la música, un legado europeo que forma parte del repertorio musical del Coro.

La integrante del Coro Connie Erickson explicó: “Cuando interpretamos, cuando nos toca compartir música y crear belleza, deseo que el público sienta recíprocamente la calidad y espíritu de nuestra interpretación. Deseo expresarles mi agradecimiento por el regalo de sus compositores, sus músicos y su música folklórica. Espero que sientan nuestro amor sincero y vean que su regalo se les devuelve con intereses”.

Pero quizás su mayor satisfacción al interpretar para el Coro y la Orquesta sea poner voz cantada a sus creencias y amor por Dios.

La integrante del Coro Rebecca Cheney dijo: “Espero que el público sea capaz de sentir el amor que tenemos, no sólo por la música, sino por ellos. Espero que sus corazones se conmuevan con el espíritu de lo que cantamos. Hay algo mágico sobre ese sentimiento especial que une al Coro y la Orquesta con el público durante nuestras representaciones. Espero que hayan sentido lo mismo y se hayan elevado sus vidas por medio de esta experiencia”.

“A veces, en momentos muy especiales mientras canto en el coro, siento que estamos tocando las puertas mismas del cielo”, dijo la integrante del Coro Rebecca Farnsworth, “cuando eso ocurre, sencillamente no hay palabras que lo describan, se hace difícil cantar y mis ojos se llenan de lágrimas. Se derrama sobre el tejado un espíritu y una reverencia especiales y sólo anhelas que el público esté sintiendo ese mismo sentimiento del más allá Es como si hubiera ángeles contigo”.

Sonja Sperling Poulter, una contralto del Coro de Frankfurt, Alemania, transmitió un mensaje especial a sus compatriotas: “Quiero que el público sepa que las más de 400 personas sobre el escenario no decidieron venir a Europa para meramente disfrutar de la cultura, monumentos y paisajes. Lo más hermoso que vieron fueron las personas del público, para las que interpretaron. Quiero que el público sepa que todos en el escenario creen en lo bueno que hay en las personas, que todos creen que hay un Dios que los conoce y ama y que nunca es demasiado tarde para cambiar y ser feliz”.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.