Mormon Newsroom
Asunto Público

Emotiva Entrega de Premio Valores Familiares 2014

El presidente y fundador de Fundación Madrina, Conrado Giménez Agrela, conocido como un hombre comprometido con el servicio y por su espíritu humano, recibió el I Premio Valores Familiares en España, galardón que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) concede en todo el mundo, el cual responde al compromiso de la Iglesia de Jesucristo de preservar los valores de la familia. Con él, honra a los líderes de la comunidad, profesionales e instituciones que no son de su fe y que han hecho extraordinarias contribuciones a la defensa y fortalecimiento de la familia tradicional y a sus valores en sus respectivos países.

El evento que se celebró el pasado 3 de octubre en un céntrico hotel de Madrid, en un entorno agradable y un ambiente espiritual, con música a cargo del grupo Retablo, que puso el toque artístico, y vídeos relacionados con el el hogar y la familia, estuvo presidido por el élder Francisco Ruiz de Mendoza, Setenta de Área, uno de los líderes de la Iglesia en Europa y fue dirigido por Sergio Flores Godoy, Director Nacional de Asuntos Públicos. Allí se dieron cita representantes gubernamentales, líderes religiosos, académicos, de los negocios y de la comunidad.

La glosa del premio corrió a cargo de Cristina Villar, miembro del jurado y encargada de las Relaciones con el gobierno y la comunidad del Consejo Nacional de Asuntos Públicos y representante de la Iglesia de Jesucristo ante la Fundación Pluralismo y Convivencia, quien resaltó que este era un “galardón sobradamente merecido”, ya que la Fundación Madrina es una entidad asistencial de carácter benéfico, declarada de utilidad pública. Su fin social es la promoción, ayuda y dignificación de la mujer, la infancia, en general, y de la madre y su maternidad, en particular, preservándoles frente a cualquier tipo de dificultad, riesgo, abuso, violencia o desigualdad social.

Asiste y ayuda por medio de la acogida a las mujeres embarazadas y a las familias, madres y padres, con hijos de hasta 18 meses en riesgo o en situación de crisis, soledad, abandono o violencia, ya sea personal, familiar, social o laboral. La fundación les ofrece una solución personalizada según cada problemática y edad, con especial énfasis en la adolescencia.

Conrado Giménez recibió con emoción y gratitud el premio en nombre de la gran familia que representa y señaló que la "familia es la empresa más importante del mundo" y que "donde hay amor hay milagros... una madre es el templo del Espíritu Santo y cada niño que nace es un mensaje de que Dios no ha perdido la esperanza en el hombre. Miras a los ojos de tu hijo y verás a Dios. Las personas buscan amar y ser amadas".

El élder Ruiz de Mendoza hizo entrega del premio, que consistió en una estatuilla sobre la familia, un certificado y un cuadro enmarcado de “La Familia: Una proclamación para el mundo”, emitida en 1995 por la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles, los dos máximos cuerpos gobernantes de la Iglesia; en ella explican la naturaleza divina de la familia y cómo deben tratarse y nutrirse las relaciones familiares.

Al cierre del acto el citado lider religioso prometió al galardonado y a la institución que representa que “los miembros de la Iglesia de Jesucristo estarán siempre al lado de la Fundación Madrina con sus “brazos arremangados”

La entrega de este reconocimiento refleja el compromiso de la Iglesia y sus miembros por alentar a otros a fomentar los valores familiares.

 

 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.