Informe de la Conferencia General de Octubre de 2018

Nota de prensa
 

Para más de 16 millones de Santos de los Últimos Días en todo el mundo, la Conferencia General (del 6 al 7 de octubre, Salt Lake City, EE.UU) fue un momento para reafirmar su compromiso con las enseñanzas de Cristo -enfatizado en las discursos del presidente Russell M. Nelson, líder mundial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y de otros oradores. Miembros de la Iglesia de toda Europa se unieron a las sesiones de la conferencia desde casa vía Internet y en los centros de reuniones.

El presidente Nelson subrayó la importancia de usar el nombre correcto de la Iglesia y seguir los
principios de Cristo. En la sesión del domingo por la mañana dijo: “En gran parte del mundo, la Iglesia del Señor está actualmente disfrazada como la ‘Iglesia Mormona‛. Pero nosotros, como
miembros de la Iglesia del Señor, sabemos quién se encuentra a la cabeza: Jesucristo mismo.‟

“Si hacemos todo lo posible para restaurar el nombre correcto de la Iglesia del Señor, Él, cuya Iglesia es esta, derramará Su poder y bendiciones sobre los Santos de los Últimos Días, como nunca lo hemos visto”, dijo el presidente Nelson. “Tendremos el conocimiento y el poder de Dios para ayudarnos a llevar las bendiciones del evangelio restaurado de Jesucristo a todas las naciones, tribus, lenguas y pueblos, y para preparar el mundo para la Segunda Venida del Señor.”

En el espíritu de guía del presidente Nelson, el Coro del Tabernáculo Mormón patrocinado por la
Iglesia y de renombre mundial cambiará su nombre a “El Coro del Tabernáculo de la Manzana del
Templo”. El presidente del coro, Ron Jarrett, dijo: “Siempre hemos sido un pueblo con visión de
futuro, y estamos enfocados en lo que no va a cambiar: el dominio musical, los arreglos y programas musicales inspiradores y nuestra retransmisión semanal de ‘Música y Palabras de Inspiración’ que continúa con una tradición iniciada hace 90 años.”

La Iglesia también anunció un nuevo equilibrio entre la instrucción del Evangelio en el hogar y en la Iglesia, que incluye un horario dominical modificado para los centros de reuniones de los Santos de los Últimos Días con adoración y clases que abarcarán dos horas. Esto es parte de un esfuerzo para fortalecer a las familias e individuos por medio de un plan de la Iglesia centrado en el hogar y en dar apoyo en el aprendizaje de la doctrina, en el fortalecimiento de la fe y en fomentar una mayor adoración personal.

Doce nuevos templos fueron anunciados -para ser construidos en Mendoza, Argentina ; Salvador,
Brasil; Yuba City, California, EE.UU.; Phnom Penh, Camboya ; Praia, Cabo Verde; Yigo, Guam; Puebla, Méjico; Auckland, Nueva Zelanda; Lagos, Nigeria; Davao, Filipinas; San Juan, Puerto Rico; y en el condado de Washington, Utah, EE. UU. Los Santos de los Últimos Días consideran que los templos son la ‛Casa del Señor‘, los lugares más sagrados de la tierra. Son muy diferentes de los miles de capillas o centros de reuniones en todo el mundo que se utilizan para los servicios dominicales.

En la sesión mundial para mujeres, la hermana Joy D. Jones, presidenta general de la organización infantil de la Iglesia (la Primaria) instó a las mujeres a centrarse más seriamente en el “porqué” de todo el servicio que prestan a la familia, a los amigos, en la comunidad y en la Iglesia. “Cuando nos enfocamos en todo lo que Dios ha hecho por nosotros, nuestro servicio fluye desde un corazón de gratitud“, enseñó ella. “A medida que nos preocupamos menos de cómo nos está magnificando el servicio que prestamos, nos damos cuenta en cambio de que el objetivo de nuestro servicio estará en poner a Dios primero”. Ella añadió: “Podemos hacer que cada elemento de nuestra lista de tareas se convierta en una manera de glorificarlo… Cuando servir a nuestro Dios se convierte en nuestra principal prioridad en la vida, nos perdemos a Su servicio, y a su debido tiempo, nos encontraremos a nosotros mismos.“

Durante sus observaciones finales, el presidente Russell M. Nelson alentó a los miembros de la
Iglesia a “darse un festín con la palabra del Señor y aplicar sus enseñanzas en sus vidas personales.“ Él dijo: “Les aseguro que la revelación continúa en la Iglesia y continuará… Les bendigo con mayor fe en Él y en Su santa obra, con fe y paciencia para soportar sus retos personales en la vida.‟

Los misioneros Santos de los Últimos Días llegaron por primera vez a Europa en 1837. En la
actualidad, hay más de medio millón de miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los
Últimos Días en Europa y en más de 40 países y territorios.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.