La ciudad polaca de Gdańsk recibe su primera visita apostólica

Nota de prensa

A cualquier lugar donde vayan los apóstoles Santos de los Últimos Días, buscan ministrar en la manera en que Jesucristo ministró: “Uno por uno”. En una religión de 16 millones de miembros y sólo 15 apóstoles, este es un desafío importante.
Al igual que sus homólogos de la antigüedad fueron enviados a hacer “discípulos a todas las naciones” (Mateo 28:19, NVI), los apóstoles Santos de los Últimos Días viajan por el mundo para fortalecer y animar a los miembros de la Iglesia, para organizar nuevas congregaciones y para dirigir los asuntos de la Iglesia.
El élder Dieter F. Uchtdorf del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tuvo la oportunidad única de participar en semejante ministerio durante 11 días de septiembre cuando visitó congregaciones en Polonia, Rusia, Alemania y Reino Unido.
“Al compartir el mensaje … realmente no importa si son muchos o pocos, porque nos enfocamos en cada uno”, dijo el élder Uchtdorf. “Me gusta la maravillosa traducción en ruso donde la palabra ministración se traduce como ‘servir con cuidado’. Espero que en polaco sea lo mismo”, agregó.
Sólo 50 Santos de los Últimos Días viven en la ciudad portuaria polaca de Gdansk (anteriormente Danzig, Alemania). La Iglesia ha estado presente allí desde 1900. Pero no fue hasta el 17 de septiembre de 2018 que un miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles visitó la ciudad de más de 450.000 habitantes en la costa báltica.

“Es la primera vez desde de la Segunda Guerra Mundial que un apóstol del Señor está de vuelta en esta región del mundo, región que me es muy querida. Nací en esta área. Fui refugiado dos veces”, recordó el élder Uchtdorf.
Zola Radel es una Santa de los Últimos Días que vive en Gdansk y asistió al devocional del élder Uchtdorf allí. “Me sentí emocionada y feliz de que el Señor … enviara a Su apóstol con un mensaje tan importante, emocionada de poder compartirlo con mi familia y seres queridos, y de ver a un apóstol viviente.”
Aunque los misioneros comenzaron a predicar en Danzig en 1900 y la congregación de la ciudad tenía hasta 200 miembros para 1930, la Segunda Guerra Mundial tuvo efectos devastadores en la Iglesia a nivel local. El fuego de artillería e incursiones de los bombarderos destruyeron muchos hogares de miembros, y algunos Santos de los Últimos Días murieron de hambre. Se
cree que para 1946 todos los miembros de la rama de Danzig se habían marchado de la ciudad y la rama se había cerrado.
La rama de Gdansk en Polonia fue creada en 2000. El óblast de Kaliningrado, un enclave ruso de 941.000 personas ubicado entre Polonia y Lituania, alberga a unos 200 Santos de los Últimos Días. El élder Uchtdorf se reunió con los miembros allí el 16 de septiembre.
“Los miembros son geniales”, dijo el élder Uchtdorf. “Estoy profundamente impresionado por su espíritu, por su bondad, por su amor al Señor y por la gente. Aquí hay mucha esperanza”.
“Estoy muy contenta de haber decidido venir aquí”, dijo Natalia Chernova, quien canceló sus planes de viaje después de enterarse de que el élder Uchtdorf visitaría su congregación. Describió que la capilla estaba llena de un “espíritu brillante y luminoso” durante el devocional. “Tocó el corazón de todos los que asistieron a la reunión”, agregó.

Los misioneros Santos de los Últimos Días predicaron por primera vez en Kaliningrado (entonces conocido como Königsberg, Alemania) en 1899. La ciudad tenía 465 miembros de la Iglesia en 1939. Sin embargo, al igual que la Iglesia en Danzig, la Iglesia en Königsberg también recibió un golpe significativo durante la Segunda Guerra Mundial.
En 1944, el Partido Nacionalsocialista expropió a la congregación de sus lugares de reunión. En 1946, todos los miembros de cinco de las seis ramas del distrito de Königsberg abandonaron la región, excepto a los que se les requirió quedarse y defender la ciudad. Los historiadores estiman que 57 miembros del Distrito de Königsberg no sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial.
La rama de Rusia de Kaliningrado fue creada en 1995.
El élder Uchtdorf reconoció a la congregación el sufrimiento que las personas en el área soportaron “durante esta terrible guerra que comenzó [la] Alemania [nazi]”. Continuó diciendo que desde ese momento, fue emocionante presenciar “el maravilloso desarrollo de la Iglesia … como apóstol del Señor, especialmente como alemán, ver cómo el evangelio de Jesucristo une a las personas [y] trae paz a toda nación [que] abraza el Evangelio”.
El élder Uchtdorf hizo paradas en Londres (hogar de 8.184 miembros), Frankfurt (4.244 miembros) y Moscú (3.554 miembros) entre el 7 de septiembre y el 14 de septiembre.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.