Ampliación terminada de dos nuevos edificios del Centro de Capacitación Misional de Provo

Ampliación terminada de dos nuevos edificios del Centro de Capacitación Misional de Provo

Nota de prensa

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha ampliado su Centro de Capacitación Misional (CCM) en Provo en el estado de Utah, EE.UU, añadiendo dos nuevos edificios.

“El nuevo CCM intenta adoptar las mejores formas de pensar en cuanto a cómo aprender y crear un ambiente de aprendizaje que permita a los misioneros comprender plenamente su propósito misional”, dijo Gary L. Crittenden, director general del Departamento Misional de la Iglesia.

 

El CCM tiene capacidad para formar hasta 3.700 hombres y mujeres jóvenes y misioneros mayores.

“Como he crecido en este área, he podido ver este edificio mientras se construía y no sabía si se terminaría antes de que yo entrara en el CCM.  Pero aquí estoy, se puede usar ya y es maravilloso”, dijo la hermana Kyla Rogers, de Salem, Utah, que vio cómo se construían los edificios, cerca del campus de la Universidad de Brigham Young. “Tiene estos enormes espacios abiertos.  Las aulas tienen estas hermosas y grandes ventanas. Todos los colores y los murales, todo es visualmente atractivo, es genial estar aquí”. La hermana Rogers servirá en la Misión Canadá Calgary.

La ampliación del CCM de Provo duró más de dos años. Incluye dos nuevos edificios de seis plantas con 200 nuevas aulas, más de 100 salas para prácticas de enseñanza y 13 laboratorios informáticos, donde los misioneros reciben formación antes de ser enviados a las áreas del mundo donde se les ha asignado.

Los nuevos edificios disponen de amplios ventanales para aprovechar al máximo la luz natural y que permiten una vista privilegiada de la Sierra de Wasatch de las Montañas Rocosas.

“La ubicación del CCM, como sabrá sin duda, se encuentra en un lugar justo al lado de las montañas, se puede contemplar la belleza del templo, las montañas alrededor, el Valle Utah y el Lago Utah al oeste.  Es un entorno hermoso en el cual tienen la oportunidad de aprender”, dijo Crittenden.

 El director administrativo de los Centros de Capacitación Misional, Kelly Mills, añadió: “Nuestro propósito era hacer todo lo posible para crear un ambiente donde pudiéramos conectar lo que pasa dentro de los edificios con lo que pasa fuera, para conectar a los misioneros con las creaciones de Dios, y también para permitir tanta luz natural entrando en los espacios de los edificios como fuera posible”.
“Hay varios espacios a los que llamamos ‘espacios para meditar’, lugares con obras de arte, con música ambiental suave, espacios encantadores donde los misioneros pueden sentarse”, dijo Mills.
“Mientras los misioneros caminan por los edificios, advertirán que hay ventanales por todos lados y que la luz natural penetra a través del edificio, al igual que el Espíritu de Cristo penetra por medio del alma”, dijo David C. Martino, presidente del CCM de Provo.

Aulas magnas y zonas de estudio interiores y exteriores se añadieron al diseño para mejorar la experiencia de formación de los misioneros.

“Realmente me gusta el exterior de estos edificios”, dijo el élder Jacob Ress, un misionero de Atlanta, Georgia, que servirá en la misión Taiwan Taipei. “Hay un lugar en particular donde me gusta ir con mi compañero.  Es en la terraza de uno de los nuevos edificios.  Es una gran zona verde encima en lo más alto de un edificio y ahí siempre podemos sentir paz y el Espíritu mientras planeamos”.

La construcción también incluye zonas de dormitorios actualizadas, sistemas mecánicos más modernos y mejores jardines en las zonas ya existentes.

El élder Joshua Haws, un misionero de Gallup, Nuevo México, que servirá en la Misión Adriático Sur, disfruta mucho los espacios silenciosos de los nuevos edificios. “Me encanta ir a esas áreas de meditación.  Están hechas para que podamos ir allí, estar en silencio, sacar las escrituras y materiales y realmente aprender acerca del Salvador y todo lo que ha hecho y como consecuencia, ser un misionero mejor”, dijo.

“Me encantan los murales y lo maravillosos que son”, expresó el élder Garrett Freeman de Tooele, Utah, que sirve en la Misión Adriático Sur. Sus dos murales favoritos son los de Moisés y otro con los profetas del Libro de Mormón. “Realmente saca a luz la historia y la hace real para mí”.

Desde su inauguración en 1976, el CCM de Provo ha formado a más de 600.000 misioneros de casi todos los países.  Es uno de los 15 CCM del mundo, donde misioneros que sirven en las 421 misiones de la Iglesia reciben formación en 55 idiomas.

En octubre de 2012,  el presidente de la Iglesia Thomas S. Monson anunció que los hombres, conocidos como élderes, podrían servir misiones de dos años a partir de los 18 años, en lugar de 19 y que la edad mínima para las mujeres también se había bajado, de 21 a 19 años. Las hermanas misioneras están en el campo misional 18 meses.
Hay más proyectos de ampliación en los CCM de México, Ghana y Filipinas, para poder formar a un número creciente de misioneros.

“Los misioneros que vienen aquí han dedicado de dieciocho meses a dos años para servir al Señor y servir a los demás”, explicó el presidente Martino. “Los principios y las doctrinas que aprenderán aquí no solo desarrollarán un fundamento para que salgan y sean buenos misioneros, sino que también será un fundamento que les ayudará el resto de sus vidas”.

Visite por dentro el CCM de Provo con este vídeo tour (en inglés).

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.